PARA LA REFLEXIÓN

Tiempo de adviento es el tiempo de despertar nuestra confianza en el Señor, de colocarnos bajo su providencia y de trabajar con entusiasmo enderezando los caminos torcidos, elevando los valles y rebajando las colinas. Adviento tiempo de esperanza, tiempo de trabajo, tiempo de presencia cercana de nuestro Dios.

El Papa, hoy, en Sta. Marta: “El estado habitual del cristiano debe ser el consuelo, que no es lo mismo que el optimismo, no: el optimismo es otra cosa. Se habla de personas luminosas, positivas: la positividad, la luminosidad del cristiano es el consuelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s